lunes, 10 de enero de 2011

MONOGRAFIA DE PUEBLA

PUEBLA
El Estado Libre y Soberano de Puebla, que así es como esta región del centro de México se llama oficialmente, está caracterizado por ser una de las grandes cuencas hidrológicas de todo México y de ser una zona de gran biodiversidad, ya que en ella hay multitud de valles, sierras y bosques.
Puebla limita con Veracruz, Hidalgo, el Estado de México, Tiaxcala, Morelos, Oaxaca y Guerrero por sus diferentes lados. Su superficie total es de 34.251 kilómetros cuadrados de terreno y en toda la región viven más de cinco millones de habitantes. Su capital es Puebla de Zaragoza.
A lo largo de la historia del país, este estado ha tenido gran importancia, entre otras razones porque los vestigios más antiguos de maíz en la región de Tehuacán se han encontrado en Puebla. Además las ciudades prehispánicas de Cantona y Choula, ambas de importancia, estaban en la zona. También fue la segunda ciudad más importante durante el colonialismo por estar estratégicamente situada entre la capital y Veracruz. Por si fuera poco, la región fue una de las primeras en industrializarse a finales del siglo XIX, especialmente por la introducción en el estado de máquinas para la producción textíl. Todo esto contrasta con la pobreza que hay hoy en día en Puebla.

GASTRONOMIA


Los platillos tipicos de este estado son los diferentes tipos de mole que son elaborados con distinas especies que le dan un toque extraordinario y unico sin tener comparacion en ningun aspecto con guisos de otros estados.

CHILES EN NOGADA

Ma. Isabel Cuervo de Díaz
(Derechos reservados)


Ingredientes:

Para los chiles:
12 chiles poblanos.4 huevos1 cucharada de harina
1 taza de aceite.

Para el picadillo de carne:
500 grs. de carne de puerco (picada)
1 cebolla
1 taza de puré de jitomate (natural)
3 cucharadas de aceite
60 grs. de pasas
60 grs. de almendras
30 grs. de piñones
2 acitrones (biznaga)
2 duraznos
2 peras
2 manzanas panocheras
1 plátano macho maduro
Sal y pimienta, al gusto.

Para la salsa de nogada:
100 nueces de castilla frescas
100 grs. de queso de cabra.
1 copita de oporto (jerez)
medio litro de leche.

Adorno:
1 granada
1 cucharada de perejil chino.

Procedimiento:

Se tuestan los chiles, se envuelven en una bolsa de plástico, pasada media hora, se desvenan, se les quita la piel y se les lava en agua corriente. Se deben abrir con mucho cuidado por un lado cuidando de no llegar a los extremos.
El chile poblano de la época de San Agustín en Puebla, Pue. (28 de agosto) se caracteriza por ser carnoso y muy oscuro -mientras más oscuro es su color será menos picoso- por lo que fácilmente se podrá rellenar. En caso de que notemos que son picosos, se dejarán remojar ya limpios por unos minutos en un litro de agua con sal, después se escurren muy bien.
Forma de hacer el relleno: Se fríen en aceite un ajo y la cebolla bien picaditos, se agrega la carne de puerco (puede sustituírse por carne de res o a partes iguales cerdo y res), es importante que la carne esté picada finamente.
Cuando ya está bien frita se agrega el puré de jitomate, luego las pasas, las almendras peladas y picadas, el acitrón; y se agregan las frutas bien picadas en éste orden: el durazno, la manzana, la pera y una vez cocidas se agrega el plátano macho.
Se sazona por último con sal y pimienta ( algunas personas le agregan un poco de canela y clavo molidos). Este cocimiento se retira del fuego cuando espesa y se tapa para que repose con su vapor.
Una vez algo frío el relleno (se acostumbra hacerlo un día antes si es mucho lo que se va a preparar y para que "tome sabor"), se rellenan los chiles.
Para "capear" los chiles: Se baten las claras a punto de nieve y luego se mezclan bien con las yemas. Se pasan los chiles rellenos por harina y en seguida por los huevos batidos. Se introducen a la sartén con aceite bien caliente ( se debe mantener constante en temperatura), se voltean por todos lados y se pasan a charolas con papel secante para que escurran.
Para hacer la nogada:
Un día antes se pelan las nueces de castilla y se dejan remojando en agua a que las cubra, se tapan y se dejan en la parte baja del refrigerador. Al otro día se escurren y se les agrega la leche a que remojen. Se muelen las nueces con un poquito de leche, el queso de cabra (recuerde que sólo son 100 grs.) y la copita de oporto.
Esta salsa de nogada es muy delicada, sólo se usa para el día que se elabora y conviene hacerla para los chiles que se coman en ése momento, ya que aún refrigerada puede cortarse.
Cuando los chiles ya están fritos, la nogada hecha y desgranada la granada -valga la redundancia- se colocan en el plato, se bañan con la nogada, se adorna con unos granos de granada y se le pone un poco de perejil (el verde, blanco y rojo de nuestra bandera).
Se sirve inmediatamente


1 comentario:

  1. LO SIENTO NO SABIA COMO SE REALIZABA ESTE TRABAJO PERO CHEQUENLO

    ResponderEliminar